Ley de recambios nueva. Prohibido vender o comprar piezas usadas entre particulares

La nueva ley de recambios aprobada el pasado 22 de Enero promete generar un gran y polémico revuelo ante la prohibición de cualquier tipo de compra o venta entre particulares relacionada con repuestos de automóviles usados o piezas de terceros. Cualquier transacción de este tipo deberá ser realizada a partir de ahora a través de un Centro Autorizado de Tratamiento o CAT.

Si es interesante compártelo!
  • 9
    Shares

Me Gusta!

La nueva ley de recambios aprobada el pasado 22 de Enero promete generar un gran y polémico revuelo. Se prohíbe cualquier tipo de compra o venta entre particulares relacionada con repuestos de automóviles usados o piezas de terceros. Cualquier transacción de este tipo deberá ser realizada a partir de ahora a través de un Centro Autorizado de Tratamiento o CAT.

A nivel particular, no sólo se prohíbe la venta y compra de cualquier recambio a particulares o centros no autorizados, sino que se perseguirá esta actividad con sanciones, tanto a aquellos que realicen la compra o venta, como a aquellas plataformas o servicios que sirvan para llevar a cabo las transacciones.

Centro Autorizado de Tratamiento CAT

Centro Autorizado de Tratamiento (CAT)

Este último punto es especialmente importante. En la actualidad las páginas web y servicios online se han convertido en la principal herramienta para realizar este tipo de transacciones. Con estas medidas está claro que la polémica está servida. La entrada en vigor de esta ley señala a los CAT como a los grandes beneficiados. Por otro lado convierte a los particulares en la figura a perseguir.

También habrá que ver a futuro como afecta al negocio de compra-venta de recambios. Al reducir los entes que pueden gestionarlos, además de exigir garantía y responsabilidad sobre ellos. Además, se pueden ocasionar graves perjuicios como consecuencia del montaje de esa pieza usada ilegal en un vehículo. Por ejemplo, si el coche es objeto de un accidente, puede que el seguro de éste no se haga cargo.

EL VEHÍCULO MUERE.

Cuando un particular quiera desprenderse de su coche, no tiene que pagar por entregarlo al CAT, aunque el vehículo carezca de valor de mercado o éste sea negativo. Obligatoriamente el coche no puede haber sido objeto de ningún tipo de operación previa de desmontaje de piezas o componentes. En el caso de que así fuese, el CAT notificará a la Consejería competente  de su comunidad  pertinente esta deficiencia.


Me Gusta!

Si es interesante compártelo!
  • 9
    Shares

Añadir comentario

Required fields are marked *. Your email address will not be published.