Siniestro total, ¿qué es y cuando se da?

Uno de los aspectos más importantes que se muestran en las Condiciones Generales de la póliza de seguro de coche es el de pérdida total. Este concepto se corresponde con el de siniestro total, que es como se le conoce habitualmente.

Para que un vehículo sea declarado como siniestro total, su reparación debe ser más alta que el valor de este, o bien es robado.

Para el caso de que sea robado no existe ninún tipo de interpretación, ya que el coche ha desaparecido por completo. Lo han robado y no queda nada de él en manos de su dueño, por lo tanto es siniestro total con toda la indemnización pertinente.

El problema llega cuando roban el vehículo y luego aparece con daños, o bien ha sufrido un accidente. Dependiendo de si estos daños son mayores o menores, podrán ser o no ser reparados. Entonces, ¿cuando hablamos de siniestro total?

Cuando se asegura un vehículo, lo que en realidad se asegura es una cantidad de dinero. Esto es, lo que la aseguradora va a pagar como tope máximo en caso de siniestro. Por esta razón, en la mayoria de aseguradoras, se considera siniestro cuando el coste de reparación sea más alto que la cantidad asegurada. Ahora bien, hay otras que pueden considerar que existe siniestro total cuando el valor de reparación supera el 75% del valor del coche, por ejemplo. El aspecto de los porcentajes no parece importante, pero puede serlo y mucho. Vamos a explicar los diferentes casos y aspectos a tener en cuenta:

1: Siniestro total = Valor nuevo

Si en la póliza se dice que en este caso la indemnización es del valor a nuevo, no cabe otra interpretación. Siempre va a ser mejor que sea declarado siniestro, ya que se recibirá el dinero que costó nuevo. Siempre va a ser mejor un coche nuevo que uno reparado tras un siniestro, por lo tanto esta es la indemnización más elevada. En este caso cuanto menor sea la barrera para considerarlo siniestro total, mejor para el usuario. Siempre va a ser preferible un 70% a un 80% por ejemplo.

Ejemplo: Un accidente con un vehículo cuyo valor nuevo es de 18.000 euros y el golpe supone una reparación de 15.000 euros. Sí en la poliza pone “… cuando el valor de reparación supere el 100%” signifiará que el coche no sería declarado siniestro total. Las opciones quedarán reducidas a reparar el coche o quedarse con la indemnización.

En cambio si figura “Siniestro total… cuando el valor de reparación supere el 75% del valor asegurado” la situación mejora. El 75% de 18.000 euros son 13.500 euros, como el valor de reparación supera a este, el coche se declara siniestro total.

2: “Siniestro total = valor de mercado / venal / venal mejorado

En esta situación no suele se interesante que el vehículo sea declarado como siniestro total. Cuando un coche posee ciertos años, pero se encuentra en buen estado, la indeminzación que pagaría la compañía seguramente vaya a ser menor que el precio de un coche similar en el mercado de segunda mano. En la mayoría de estos casos es preferible la reparación.

Ejemplo: Un coche que debido a los años tiene un valor de 1.800 euros. Es muy facil que cualquier siniestro de mediana intensidad supere estos 1.800 euros de reparación.

Incluso en esta situación es mejor tener ese 75%. Si la reparación supera los 1.350€ tendriamos una indemnización de 1.800€. Con este dinero el usuario ya puede decidir si repara o adquiere otro vehículo.

Parque de vehículos de segunda mano