IMPUESTO NFU ¿QUE ES Y PARA QUE SE UTILIZA?

La llamada Ecotasa o impuesto NFU es creado a comienzos del 2006. Con esto se pretende financiar el tratamiento de los neumáticos fuera de uso (NFU). Todo esto nace a raíz del Real Decreto 1619/2005, a través del cual se prohibió el envió de neumáticos a los vertederos. De esta forma se estableció que tantos productores, como distribuidores e importadores de neumáticos deberían garantizar la prevención, reducción, reutilización y reciclado .

El sistema funciona mediante el pago fijo de una cantidad por parte del cliente, cada vez que sustituye los neumáticos de su vehículo por unos nuevos. Este importe está fijado por el Sistema Integrado de Gestión (SIG). El SIG haga cargo y equivale al coste de gestión que suponga el tratamiento del NFU. Estas tarifas variarán en función del modelo de neumático.

Como consecuencia de la normativa se crearon en España dos Sistemas Integrados de Gestión (SIG) para tratar esos neumáticos, ambos en 2006. Uno de ellos estaba conformado por distribuidores e importadores, tomando de nombre de “Tratamientos Neumáticos Usados S.L. (TNU). El otro lo componen los principales fabricantes de neumáticos, en torno a SIGNUS ECOVALOR. Ambas entidades gestionan prácticamente la totalidad de NFU y son entidades sin ánimo de lucro.

Como conductores le debemos mucho a nuestros neumáticos, por lo que no se merecen un final en un vertedero. A continuación os mostramos algunos de los muchos usos que tienen estos NFU.
Defensas para barcos

Las defensas neumáticas de caucho tipo flotante, están fabricadas a partir de fibras sintéticas reforzadas, láminas de caucho y aire comprimido en el interior. Con esto se consigue que puedan flotar en el agua y trabajar como un amortiguador de impactos entre dos barcos. La construcción básica de la defensa consiste en una combinación externa de una capa de caucho con capas de fibras sintéticas.

De esta forma, para proteger su integridad, se anclan a su alrededorNFU a modo de red, que actúan como primera capa protectora, llegando a utilizarse de 50 a 200 unidades.

Construccion de taludes a partir de NFU

Convencionalmente, cuando se necesita la estabilización de taludes, se utilizan muros de contención. Estas estructuras se construyen con materiales convencionales como el hormigón, acero, malla, gravas, madera, etc. Desde hace un tiempo se ha empezado a desarrollar una técnica para estabilizarlos usando NFU, material eficiente que puede competir con los usados tradicionalmente.

Muro acústico a partir de NFU

Cada kilómetro de esta barrera que absorbe el ruido del tráfico, utilizando el equivalente a 8.000 neumáticos usados para su fabricación. Esto se traduce en un ahorro medioambiental de 35 toneladas de CO2 y más de 11.000 litros de petróleo.

Suelas de zapatos a través de NFU

En este caso se convierte los compuestos vulcanizados de los NFU en un compuesto reciclado que se puede emplear nuevamente. Así se le da una nueva utilidad produciendo suelas de zapatos. Los componentes de caucho desvulcanizado de un NFU permitirían aproximadamente fabricar 30 pares de suelas de zapatos.

Tejado de casa a partir de NFU

De esta forma un neumático usado, se puede transformar en tejados para viviendas, convirtiéndose en una alternativa más liviana, con mayor poder de impermeabilidad y fabricado a partir de materiales 100% reciclados. Así para un techo de una vivienda unifamiliar media se pueden emplear entre 600 y 1000 NFU, convertidos en paneles de caucho que posteriormente son recubiertos con polvo de pizarra para darles un aspecto más real en forma de tejas.

Además de los antes mencionados cada vez son más los usos que tienen los NFU una vez los retiramos de nuestro vehículo.